Aceite oliva 100%

Una auténtica bruja elabora sus propias pociones y remedios sanadores, por lo que en esta ocasión les enseño como elaboro la materia prima de muchas lociones, ungüentos y oleatos de uso habitual

Sabemos lo importante que es para nuestra salud y para la eficacia de nuestros rituales la pureza orgánica de los elementos e ingredientes que usamos. El aceite es un consumible de uso común en nuestros días lo usamos para todo tanto alimentación, cosmética o unciones rituales, por ello cuanto más puro llegue a nuestras manos muchísimo mejor. Como es un poco difícil, a no ser que tengas plantación te propongo que entre septiembre y noviembre lo recolectes en cualquier campo a las afueras de tu residencia, los olivos han quedado solitarios a las orillas de las tierras, muchas de ellas abandonadas, por lo que escoge bien un árbol que no haya sido fumigado con pesticidas para garantizar 100% el aceite puro y orgánico.

Mete en un cubo las olivas y cúbrelas de agua, retira las que floten, las que veas en mal estado, las hojas etc. Escurre bien y ponlas dentro de un triturador, también puedes deshuesar y pasar la batidora, el caso es que tienen que quedar echas puré.

Ponlas en una olla a fuego lento, que no supere los 40ºc, durante una hora aproximadamente revolviendo de vez en cuando. Antes de que enfríe colamos la pasta y prensamos lo más que podamos, para ello podemos envolverla en una tela y poner peso encima, o escurrimos con todas nuestras fuerzas (aquí usar guantes porque el líquido es muy ácido). Deja reposar el líquido, veras que se separa en tres, el agua queda abajo, en el medio materia sólida y arriba el aceite, esto se separa cuidadosamente por decantación o cogiendo el aceite con una cuchara o jeringa.

Intentaremos escoger las herramientas menos dañinas, como olla de barro o hierro colado, útiles de madera etc

 

El resultado es un 15% de aceite, poco teniendo en cuenta el trabajo que da, sin embargo absolutamente puro. Tiene una caducidad de entre 18 y 24 meses dependiendo de la clase de oliva. Hay que tener en cuenta la vibración con la que trabajas pues el aceite al igual que el agua se impregna de la energía que desprendes.

Ahora podemos decidir que hacemos con el, podemos poner plantas secas a macerar para extraer sus propiedades con las que  elaborar cremas pomadas o ungüentos.


Alcohol de Romero

Muchos hemos comprado alcohol de romero para hacernos friegas y masajes, los ingredientes de estos productos con código de barras no contienen únicamente alcohol y romero, es extensa la lista de ingredientes desconocidos y muchos poco recomendables, que nuestra piel absorbe fácilmente sin pensar en las futuras consecuencias, por ello les propongo, como siempre la elaboración propia, que es más económica y tiene todas las garantías que uno mismo le procura.

Elaboración: ReDSC02317coger ramitas de romero justo antes de la floración, en luna creciente, llenar un envase de cristal con la planta fresca y cubrir con alcohol (+90º), tapar bien y dejar en lugar oscuro durante un ciclo lunar o 40 días, sacudiendo el bote a diario, después de ese tiempo escurrir bien y tapar.

Su uso es solo externo.

  • Es un gran tonificante. Su contenido en rosmaricina, un alcaloide muy cotizado, se emplea para mejorar la circulación de la sangre. También reduce esa sensación de pesadez y cansancio que tienen las piernas en algunas ocasiones. Este hecho lo hace muy indicado para combatir la celulitis.
  • Es antioxidante. La planta de romero tiene muchas vitaminas y otras moléculas antioxidantes, de ahí que en medicina natural se haya empleado algunas veces para la artrosis. También se utiliza en cosméticos naturales, especialmente en tratamientos antiedad.
  • el alcohol de romero es muy eficaz para evitar la caída del cabello. También aporta fortaleza a los folículos pilosos y evita el exceso de secreción de sebo. Esto se debe a que es rico en minerales como el hierro, que nuestro pelo necesita, esencial en tratamientos de revitalización. Aporta brillo.

Resumiendo,  se usa en compresas o friegas de uso externo para:

– trastornos circulatorios, varices, pesadez de piernas…
– contra la celulitis
– como relajante en la zona del cuello
– golpes y contusiones (que no sangren)
– dolores musculares, articulares,  reumáticos, lumbalgia, torceduras…
– contra la caída del cabello
– dermatitis seborreica
– en la gota
– neuralgias
– masaje tonificante
– friegas en pecho y espalda contra gripes y resfriados
– prevenir las úlceras de decúbito en las personas encamadas
– en veterinaria como antiparasitario y para evitar la caída del pelo


Aceite de Árnica

 

Aceite de ÁRNICA:

arnica
Oleomacerado de las flores de Arnica montana. Tiene acción antiinflamatoria, cicatrizante, antiséptica, antifúngica. Es muy útil en inflamaciones articulares,contusiones, torceduras, golpes, chichones e irritaciones cutáneas. No se emplea en heridas abiertas.

Recursos bibliográficos:
• Pio Font i Quer. Plantas Medicinales ‘El Dioscórides Renovado’. Ed. Península.
• Dr.Berdonces. Gran enciclopedia de las plantas medicinales. Ed. Tikal.
• Vademecum de Prescripción Médica. Plantas Medicinales. Ed. Massons.

NOTA: Este documento sólo tiene propósito informativo y educativo. No pretende dar consejos médicos.

Aceite de Hipérico

 

Aceite de HIPÉRICO:

hiperico
Oleomacerado de las flores de Hypericumperforatum. Se emplea en todo tipo de tratamientos regeneradores, en quemaduras, llagas, heridas, contusiones (conocido popularmente como ‘oli de cops’, es decir, aceite para los golpes), acné, eccemas y psoriasis. Calma el dolor y activa la circulación sanguínea, lo que lo hace útil en hemorroides. Tiene efecto antiviral en uso tópico para herpes labial.
Evitar la exposición solar después de su aplicación.

 

Recursos bibliográficos:
• Pio Font i Quer. Plantas Medicinales ‘El Dioscórides Renovado’. Ed. Península.
• Dr.Berdonces. Gran enciclopedia de las plantas medicinales. Ed. Tikal.
• Vademecum de Prescripción Médica. Plantas Medicinales. Ed. Massons.

NOTA: Este documento sólo tiene propósito informativo y educativo. No pretende dar consejos médicos.

Aceite de Ruda

 

Aceite de RUDA:

ruda
Oleomacerado de las flores de Ruta graveolens. Tiene una acción venotónica y vasoprotectora. Tiene una cualidad rubefaciente. Indicado en dolores osteoarticulares, en contusiones sin heridas y en unturas externas sobre el oído cuando hay problemas de falta de riego sanguíneo que se manifiesta en forma de acúfenos (‘ruidos’) o ligera sordera.

 

Recursos bibliográficos:
• Pio Font i Quer. Plantas Medicinales ‘El Dioscórides Renovado’. Ed. Península.
• Dr.Berdonces. Gran enciclopedia de las plantas medicinales. Ed. Tikal.
• Vademecum de Prescripción Médica. Plantas Medicinales. Ed. Massons.

NOTA: Este documento sólo tiene propósito informativo y educativo. No pretende dar consejos médicos.

Aceite de Gordolobo

Aceite de GORDOLOBO:

gordolobo
Oleomacerado de las flores de Verbascumthapsus. Tiene una acción calmante. Útil en quemaduras, sabañones, hemorroides. Aplicado sobre el cabello, mantiene el color rubio dorado de los cabellos teñidos, los hidrata y les da brillo.

 

Recursos bibliográficos:
• Pio Font i Quer. Plantas Medicinales ‘El Dioscórides Renovado’. Ed. Península.
• Dr.Berdonces. Gran enciclopedia de las plantas medicinales. Ed. Tikal.
• Vademecum de Prescripción Médica. Plantas Medicinales. Ed. Massons.

NOTA: Este documento sólo tiene propósito informativo y educativo. No pretende dar consejos médicos.

Aceite de Caléndula

Aceite de CALÉNDULA:

calendula
Oleo macerado de las flores de Calendula officinalis. Es excelente para pieles secas, delicadas y sensibles que se irritan con facilidad. Es uno de los aceites más empleados en niños y ancianos, por sus propiedades dermoprotectoras. También es anti inflmatorio, antiséptico, fungicida y cicatrizante. Acelera notablemente la curación de heridas, escaldaduras, picaduras de insectos, dermatitis, eccemas y vulvovaginitis.

100 gr de flores secas por 1 litro de aceite orgánico, macerar en oscuro durante 40 días, remover a diario, después filtrar y guardar en envase de cristal oscuro

 

 

Recursos bibliográficos:
• Pio Font i Quer. Plantas Medicinales ‘El Dioscórides Renovado’. Ed. Península.
• Dr.Berdonces. Gran enciclopedia de las plantas medicinales. Ed. Tikal.
• Vademecum de Prescripción Médica. Plantas Medicinales. Ed. Massons.

NOTA: Este documento sólo tiene propósito informativo y educativo. No pretende dar consejos médicos.

Aceite de consuelda

Consuelda, por su principio activo de sílice, es ideal para la curación de las zonas sensibles y doloridos. Ya se trate de dolor de un esguince reciente, lesión o de un viejo hueso roto, la consuelda ayuda a reconstruir tendones y ligamentos y traer las células curativas a la zona donde se aplica el aceite.

Secar 100 gr de hojas de consuelda y mezclar con 100 cl de aceite de oliva orgánico, masajear la zona afectada y colocar un paño caliente encima, dejar reposar.

Elixir de Saúco

Las bayas de saúco tiene potentes propiedades para prevención y tratamiento de estados gripales.

Los ingredientes para preparar este elixir:
200 gr Bayas de Saúco.
100 gr Miel pura
100 cl Vinagre de manzana
100 cl agua manantial.

Lavar las bayas y poner todos los ingredientes a macerar, un ciclo lunar en lugar oscuro. Tomas dos cucharadas pequeñas después de las comidas o cada 6 horas en estados gripales. Empezar a tomar cuando sienta que está incubando un resfriado.

)O(


Elixir Oro Indú

Los ingredientes de este elixir son vinagre de sidra y miel. Hierbas: ortiga , diente de león , vara de oro , Tulasi (ocimun sanctum) , y cúrcuma. Los ingredientes tienen propiedades para limpieza de alérgenos, refuerzo del sistema inmunológico. Con efecto alcalinizador.
Preparar en hora de alza solar, dejar macerar 40 días en lugar fresco y oscuro.